Pequeña saltamontes
Dieciséis. Incontables defectos.
Pequeña saltamontes
Quiero seguir Colombianos, así que parce, Rebloguee!
Ana me dice “No comas”, Mia me dice “Pero puedes vomitar”, Cat me dice “Fue tu gato” Deb me susurra ”Ya no importa nada” y Sue finaliza con ”Mejor suicidate de una puta vez”.
alwaysinlovewithonemcbrothers:

alwaysinlovewithonemcbrothers:

stupid-smiles:

si-cierro-los-ojos-veo-en-negro:

spaceoriginals:

:) te concedo un deseo …

Esta wea es verdad csm *——-* :3 se me acaba de cumplir

mi primer deseo se cumplió, puedo ir por el segundo:(? seria la mas feliz

Me dio miedo cuando se me cumplió OOOOO:

A ver si funciona otra vez 🙈
Ni tan niña ni tan adulta me dicen. Pero quieren que sepa por mí misma cuando debo ser una cosa y cuando otra. Y yo no soy la chica que quieren que sea, no lo pretendo. Ni siquiera soy la que quiero ser. Soy yo, con mis decisiones inmaduras y con la cabeza en su sitio cuando la situación es dura. Y claro que me equivoco, joder, como todos, aunque eso no es culpa de la edad si no de estar viva.
Hola, quiero conocer más Colombianos, ¿reblog y nos conocemos?
achezeta:

Trenzaré mi tristeza
marzo 4, 2014 por Paola Klug 
"Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los harìa llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas,  que no se meta entre tus manos- me decía-  porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar  cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.
Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña,  aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada  por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía,  siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello.”
Reblog si quisieras que el cáncer no existiera.